Noticias

Seguridad tributaria, pide Coparmex

Fiscal

Lucha en contra de evasión y defraudación fiscal no debe generar incertidumbre

El combate a la defraudación y evasión fiscal debe realizarse sin exageraciones legislativas que provoquen daño e incertidumbre a los contribuyentes cumplidos, afirmó el sector patronal.

 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que preside Gustavo de Hoyos Walther, señaló a unas semanas de que comience en el Senado de la República el debate y aprobación de la ley en contra de las empresas fantasma, facturación apócrifa y defraudación fiscal para que sean catalogadas como delincuencia organizada.

 

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se calcula que alrededor de 350 mil millones de pesos es el monto anual de la evasión fiscal a través de facturas falsas.

 

“En Coparmex reconocemos la gravedad del problema de la defraudación, evasión y elusión fiscal”, es prioritario que la autoridad establezca los candados para frenar a los defraudadores fiscales, pero sin exageraciones que creen incertidumbre entre los causantes cumplidos.

 

“No se puede llegar al extremo de colocar en la incertidumbre jurídica a las empresas y los contribuyentes honestos por medio de la aprobación de legislación extremadamente punitiva”, aseveró el sindicato patronal.

 

Las reformas planteadas amenazan a muchas empresas que cumplen con sus obligaciones tributarias puntualmente, puntualizó.

Además,preocupa mucho que, en el ánimo de contar con una ley que elimine a las empresas defraudadoras, pudieran darse injusticias. Confundiendo empresas que realizan operaciones legales con aquellas que realizan operaciones fantasma debido a cuestiones puramente operativas como la forma en la que se da de alta o baja en el SAT. 

 

Otra preocupación es que estos mecanismos crean un arma política muy poderosa contra empresas y contribuyentes que no sean bien vistos por quienes ejercen el poder, alertó la Coparmex.

 

“Hacemos un llamado a los legisladores de todas las fuerzas políticas a privilegiar el diálogo y a construir una legislación acorde con el país que queremos. Es momento de cerrar los espacios a una mala interpretación de la ley, con la que los buenos contribuyentes paguen las consecuencias”, concluyó el sector patronal. 


Compartir |