Noticias

Armonizar política fiscal y ambiental en IEPS de gasolinas

Fiscal

La cuota de carbono y el estímulo fiscal para la suavizar los precios de las gasolinas y el diesel muestran amplias diferencias, puntualizó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en los combustibles se compone de diferentes cuotas. Una de ellas, tiene un componente ambiental: la cuota de carbono. Esta es fija durante el año y se actualiza anualmente con la inflación.

 

En 2017, la cuota fue de 11.41 centavos por litro (c/L) para las gasolinas y de 13.84 c/L para el diésel. Este tipo de impuestos, cuyo objetivo es encarecer el consumo de combustibles fósiles, es una de las herramientas más efectivas y baratas de reducir las emisiones de CO2 .

 

“El impacto de esta cuota es superado por el Estímulo Fiscal (EF), que en 2017 tuvo un valor promedio anual de 1.36, 0.24 y 1.44 pesos para la Magna, Premium y diésel, respectivamente. Es decir, el estímulo fiscal fue 11.9 veces mayor que la cuota al carbono para la Magna, mientras que fue superior en 2.1 y 10.4 veces para la Premium y diésel, respectivamente”.

 

El CIEP consideró que existe la voluntad de fomentar una consciencia ambiental, pero la realidad fiscal la supera, existe una contraposición de objetivos entre la política fiscal y la ambiental/energética.

 

El IEPS para las gasolinas aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2017 se contempló una recaudación por este concepto de 284 mil 432.3 millones de pesos, pero después de los estímulos fiscales para atenuar el gasolinazo se recaudaron 216 mil 498.8 mdp, es decir, el Estado tuvo una pérdida recaudatoria de 67 mil 933.5 mdp.

 

El CIEP prevé que conforme a la evolución de los precios del petróleo para el año entrante en el que Brent se estima cerrará en 61.5 dólares por barril, se puede inferir que el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación no disminuirá en el corto plazo.

 

“Si bien, un mayor precio del petróleo puede traer mayores ingresos petroleros, el beneficio adicional podría verse disminuido por la pérdida del potencial recaudatorio que el estímulo fiscal ejerza sobre el IEPS a combustibles, como sucedió en 2017”.

 

Además, indicó que habrá que armonizar la cuota al carbono, que es internalizar los costos ambientales con el consumo de combustibles en la política recaudatoria del IEPS a combustibles.


Compartir |